Líneas de investigación

El LFA ha trabajado en tres áreas importantes:

Clima y Meteorología

Entre los varios objetivos del grupo de meteorología podemos destacar el referido a la disponibilidad de LA RADIACIÓN SOLAR en nuestra región. El comportamiento de nuestra atmósfera en cuanto al paso de la radiación solar se refiere, y estudios sobre flujos de viento en valles y altiplano. Particular importancia reviste el estudio del movimiento del humo producido en las llanuras orientales a raíz de la quema de cobertura vegetal.

Al mismo tiempo, a medida que se acumulan registros de series temporales sobre períodos largos, se realizan estudios de tendencias generales de los principales parámetros meteorológicos. En general, por lo que respecta a la zona Sur de la ciudad de La Paz, se puede afirmar que las temperaturas máxima se verifican en el mes de Octubre., con puntas de 25°C , mientras las mínimas se registran en el mes de Junio, con extremos de 0°C. Asimismo el mes más ventoso es Noviembre, con puntas de 21 m/s y dirección predominante del sud este.

Radiación ultravioleta y Capa de Ozono

El estudio del ozono atmosférico en nuestro laboratorio persigue dos objetivos específicos:

  • Estudiar la peculiar distribución del ozono sobre las tierras altas andinas (Altiplano).
  • Monitorear el ozono superficial, con el fin de detectar eventuales niveles elevados de contaminación en la ciudad de La Paz.

Estudio de la capa de ozono

Analizando los datos del instrumento TOMS (= Espectrofotómetro para mapear el ozono total) abordo de satélites de la NASA. En particular se tiene acceso a datos del período 1979-1992 (satélite NIMBUS) y a los siguientes del EARTH PROBE (EPTOMS) en la resolución 30×30 km. Los datos correspondientes a La Paz están reportados como la estación designada OVP149 en la correspondiente página web de ese proyecto. Con estos datos, tratados analítica y gráficamente, se ha puesto en evidencia la existencia de una reducción sistemática de la columna de ozono sobre el Altiplano andino, comparativamente a otras regiones cercanas a la misma latitud, como la costa y el océano, más allá de las correcciones de altura apropiadas (Ver publicaciones). Hemos bautizado a este fenómeno peculiar con el término de “miniagujero de ozono” por la semejanza de las imágenes en falso color con las correspondientes del agujero antártico, aunque, obviamente, las causas físicas, intensidad y características espaciales y temporales de los dos fenómenos son totalmente diferentes e independientes.

Analizando datos de instrumentos de superficie. Como parte de la Red del INPE, el Laboratorio cuenta con un espectrofotómetro Brewer (# 110) para medición del ozono total, y con un analizador de gas Monitor LABS para monitoreo de ozono superficial, instrumentos que operan de manera continua en el tiempo. Los datos del Brewer están en óptima concordancia con los del TOMS y corroboran la presencia del miniagujero, además de proporcionar series temporales, diarias y horarias, de los valores del ozono atmosférico en La Paz. El Brewer #110 que opera en La Paz es de propiedad del INPE y es parte de la red de monitoreo de la capa de ozono liderada por ese Instituto de investigación del Brasil.

Composición atmosférica

Desde hace aproximadamente 5 años el LFA se encuentra monitoreando la composición de la atmósfera paceña. Dos grupos de gases son de interés del LFA en este momento: uno relacionado con contaminación urbana y el otro con el problema de gases de efecto invernadero. En el primer caso el LFA está midiendo ozono superficial (ozono “malo”) en el campus Universitario de la UMSA, en Cota-Cota. Los equipos usados para este propósito son dos medidores antiguos (y usados) de propiedad de la Universidad de Maryland pero que todavía funcionan. Se han realizado procesos de calibración pero todavía se necesita más trabajo de laboratorio (y algunos insumos) para poder dejar completamente operativos los mencionados instrumentos. Con la probable llegada de un medidor semi-nuevo y la colaboración de la red MoniCA, que monitorea la calidad del aire en el centro paceño, esperamos poder realizar algunos estudios que clarifiquen mejor la concentración y comportamiento del ozono superficial en nuestra ciudad.

La segunda línea de acción del LFA en lo que a monitoreo de gases se refiere es la medición de dióxido de carbono. A la fecha se tienen dos instrumentos que trabajan uno en Cota-Cota y otro en el monte Chacaltaya. La idea es tratar de establecer una línea base de la concentración y comportamiento de ese gas tanto en un ambiente urbano como en un lugar relativamente alejado de la influencia de la ciudad. Por la altura, Chacaltaya representa un lugar de interés local e internacional para este tipo de medidas.

En las instalaciones de Cota-Cota también se cuenta con un instrumento automático que mide, desde hace dos años, el espesor óptico debido a los aerosoles (esto es, la cantidad total de aerosoles desde superficie al tope de la atmósfera). Las medidas realizadas hasta ahora muestran que, comparativamente, el espesor óptico en La Paz es pequeño. El LFA ha comenzado un estudio más sistemático del transporte de humo, producto de las quemas, sobre la región de la ciudad de La Paz y sobre los glaciares Andinos.